El beneficio de Sol Meliá correspondiente al primer semestre del 2008 cayó el 41,10%, al situarse en los 36,7 millones de euros frente a los 62,3 millones del año anterior, según las cifras remitidas a la Comisión Nacional de Valores (CNMV) por la empresa. La cifra de negocio descendió el 2,7%, al alcanzar los 618,5 millones de euros frente a los 635,6 del periodo enero a junio del año pasado. La empresa justifica estos resultados en la desaceleración económica, en el impacto de los tipos de cambio y en la ausencia de plusvalías por rotación de activos.