El beneficio neto de Crédit Agricole en el primer trimestre del año fue de 202 millones de euros, un 77,4 por ciento menos que en el mismo periodo de 2008, según la entidad bancaria. Este resultado es inferior al previsto por los analistas que precisan que se explica por el hecho de que en el primer trimestre de 2008, cuando los beneficios alcanzaron los 892 millones de euros, el banco tuvo una plusvalía por la venta de su participación en Suez.