El BCE ha decidido mantener los tipos de interés estables en el actual nivel del 1%. La decisión de mantener los tipos estables podría suponer el punto final al relajamiento de la política monetaria de la institución, tras comenzar a detectarse 'brotes verdes' en la economía comunitaria, que ha presentado leves síntomas de recuperación en las últimas semanas.
El BCE ha reducido los tipos en 325 puntos básicos desde el pasado 8 de octubre, lo que ha llevado la tasa desde el 4,25% al 1% actual, y todo indica que, a partir de ahora, empezará a emplear medidas no convencionales para combatir la recesión.

El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, ofrecerá a las 14.30 horas una rueda de prensa para explicar la decisión que ha generado mucha expectación, ya que se prevé que ofrezca detalles e información adicional sobre la compra de bonos garantizados anunciada durante la pasada reunión, por una cuantía cercana a los 60.000 millones de euros.

Bonos garantizados

Analistas e inversores estarán pendientes también de las palabras de Trichet ante el anuncio realizado en mayo de la adquisición de bonos garantizados por valor, en principio de 60.000 millones de euros.

El mercado de estos bonos tiene en Europa un volumen de unos 1,6 billones de euros, de ellos el 32 por ciento es de Alemania, el 31 por ciento de España y el 15 por ciento de Francia.

De momento, la decisión del BCE ya ha tenido efectos en el mercado y ha contribuido a impulsar nuevas emisiones de cédulas hipotecarias por un volumen superior a 1.000 millones de euros, conocidas como Jumbos, entre otros por el Santander, Crédit Foncier, el BNP Paribas y el WL Bank.

Además de la multimillonaria compra de activos, que tiene como objeto dar impulso al sistema financiero, otro de los temas del día será la inflación, ya que según anunció la semana pasada la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, el Índice de Precios de Consumo (IPC) comunitario se situó en el 0% en mayo por primera vez en su historia.