El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) decidió hoy mantener los tipos de interés estables en el 0,5%, el nivel más bajo en la historia de la institución, así como proseguir con su programa de compras de activos por importe de hasta 125.000 millones de libras esterlinas. La institución presidida por Mervyn King  mantiene su apuesta por medidas de alivio cuantitativo por las que realiza compras de activos mediante la emisión de reservas.
El Comité espera que "este programa necesitará otros dos meses para ser completado " y señaló que mantendrá bajo revisión las dimensiones del mismo. 

Las últimas previsiones del Banco de Inglaterra contemplan que la contracción de la economía británica podría situarse en 2009 entre el 4% y el 4,5%, un pronóstico más pesimista que las estimaciones realizadas por el Tesoro británico, que prevé una contracción del 3,5% en 2009 para posteriormente repuntar un 1,25% en 2010, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipó que el PIB británico retrocederá un 4,1% este año y un 0,4% el próximo.

De hecho, la economía británica se contrajo en los primeros tres meses del año un 1,9% en comparación con el trimestre anterior y el Producto Interior Bruto (PIB) resultó un 4,1% inferior al mismo período de 2008.