El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos de interés de la zona euro en el 1%, el nivel más bajo en la historia de la institución, con el objetivo de apoyar la recuperación económica de la eurozona, cuyo Producto Interior Bruto (PIB) se estancó en el último trimestre de 2009 respecto a los tres meses anteriores. En concreto, la actividad económica de la zona euro se mantuvo estable en el cuarto trimestre de 2009 respecto a los tres meses anteriores, mientras que en términos interanuales registró un retroceso del 2,2%. Además, en el conjunto de 2009, el PIB de la eurozona registró una contracción del 4,1%, frente al retroceso del 2,4% en EEUU y del 5,2% en Japón.