El Servicio de estudios del BBVA ha rebajado su previsión de crecimiento de la economía española para el próximo ejercicio al 2,8 por ciento. Lo hace desde su estimación anterior del 3,1 por ciento, como consecuencia de las actuales turbulencias financieras. Para 2007, la previsión de crecimiento de BBVA es del 3,8 por ciento. En su último informe sobre economía española, la entidad señala que ésta cuenta con una gran fortaleza, en especial con un sistema bancario muy sólido.
La entidad prevé que los efectos de las turbulencias financieras actuales llevan a una intensificación de la desaceleración del PIB español en 2008, hasta crecer a una tasa del 2,8%, 0,3 puntos menos que la previsión anterior. El informe indica que las turbulencias podrían intensificar el proceso de moderación del consumo en España, aunque con un impacto limitado a una décima. Sector inmobiliario Algo similar ocurriría, según BBVA, en el sector inmobiliario donde el proceso de ajuste ordenado podría ser algo más intenso. Asñi prevé que el precio de la vivienda aumente un 1,4% en 2008 debido a que las actuales turbulencias financieras supondrán un "freno" tanto a la inversión en vivienda como a la oferta de este activo. Para este año, sitúa en el 5,5% la estimación de encarecimiento de los inmuebles. La entidad financiera indica que se producirá una "cierta moderación" de la oferta de viviendas, ligada a la "reevaluación" de la preferencia por el riesgo de los inversores, que producirá, a su vez, una "menor" accesibilidad al crédito. Sus previsiones apuntan a la construcción de 675.000 viviendas para 2007, número que se moderaría hasta las 550.000 en 2008. A su vez, la inversión en vivienda pasaría de crecer un 3,5% este año a estancarse en 2007.