El petróleo subía por encima de 44 dólares por barril el viernes, tras caer un 4% en la sesión previa, por un dólar más débil y expectativas de una reunión que sostendrá la OPEP a mediados de mes. Datos en Estados Unidos mostraron el desempleo en su nivel más alto de los últimos 25 años, lo que limitaba las ganancias, debido a que una desaceleración económica más profunda del principal consumidor mundial de petróleo sugiere una menor demanda por combustibles. El crudo estadounidense  subía 54 centavos de dólar, a 44,15 dólares por barril, tras haber trepado hasta los 45,45 dólares, mientras el crudo Brent en Londres  cedía 15 centavos a 43,49 dólares el barril.El precio del Brent perdió una inusual prima frente al petróleo estadounidense, debido a una caída de los inventarios de crudo en Estados Unidos. Las cifras de empleo en Estados Unidos, que mostraron un recorte de 651.000 puestos de trabajo en febrero, mantuvieron en primer plano la desaceleración económica mundial, pero la baja era ampliamente esperada por los economistas.