Banco de Valencia ha anunciado un beneficio neto en el primer semestre de 2008 de 79,6 millones de euros, con un incremento del 13,58% respecto al periodo equivalente del ejercicio anterior. El banco, controlado por Bancaja al 38,3%, anunció que el deterioro de la economía en España, 'afectando nítidamente a familias, empresas e instituciones', ha aumentado los impagos en los créditos del grupo, llevando el ratio de morosidad al 1,20%, desde el 0,61% de finales de 2007. Los créditos a la clientela aumentaron un 10,45% hasta 18.179 millones, mientras que el total de recursos gestionados superó los 16.711 millones de euros, con un incremento interanual de un 12,82%.