El Banco de Francia anunció el lunes una revisión a la baja de las previsiones de crecimiento del producto interior bruto francés en el primer trimestre de 2010, que será ahora del 0,4%, una décima menos de lo anunciado con anterioridad.  La entidad se acerca así a la previsión de crecimiento publicada a finales del año pasado por el Instituto Nacional de Estadística, o Insee, que apostaba por una subida del PIB de entre el 0,3% y el 0,4%.  El Gobierno, por su parte, mantiene la previsión de un crecimiento del 1,4% en el conjunto del año.