El Euribor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, cerró el mes de abril en el 4,253%, frente al 4,106% registrado en marzo, según confirmó hoy el Banco de España. Este dato se sitúa 0,147 puntos por encima del dato de marzo, y un 1,032 puntos por encima del euríbor de abril de 2006, que se situó en el 3,221%, por lo que volverá a tener efecto en las familias hipotecadas. Así, el incremento del Euribor se traducirá en una subida de las cuotas de los créditos hipotecarios que se revisen anualmente con la nueva tasa en los próximos días.
En una hipoteca media, que según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) se situó en 150.146 euros en el mes de febrero, a un plazo de 25 años y con un diferencial de 0,50 puntos sobre el Euribor, la cuota mensual pasaría a 856,27 euros desde los 769,58 euros que tenía que pagar en abril de 2006, lo que supone un incremento mensual de 86,69 euros en las cuotas y una subida anual de 1.040,28 euros. Menor será el aumento en la cuota para los titulares de hipotecas que tengan una cláusula de renovación semestral, ya que el incremento mensual en ese caso será de unos 44 euros, teniendo en cuenta que el euríbor el pasado mes de septiembre estaba situado en el 3,715.