El Banco de España ha autorizado a Cajastur a hacerse con el control de Caja-Castilla-La Mancha (CCM) porque su proyecto "cumple con los criterios de solidez y racionalidad económica y financiera, y además respeta el objetivo de no suponer un coste para el erario público". Después de que la comisión ejecutiva del Banco de España aprobara el plan de integración, éste ha sido examinado por la comisión gestora del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de las cajas de ahorros, que también ha decidido otorgar su respaldo financiero.