El Banco de España ha autorizdo hoy a un grupo de siete bancos y cajas a utilizar los modelos personalizados, que contempla la nueva normativa Basilea II, para calcular el capital que tienen que destinar para hacer frente a los riesgos de los créditos que conceden. En un comunicado, el organismo dirigido por Miguel Angel Fernández Ordóñez ha explicado que estos modelos propios aumentan la "sensibilidad" de los cálculos hechos por las entidades sobre los recursos propios mínimos que tienen que destinar en función del riesgo real que asumen.