El Banco de España ha dado hoy la voz de "alerta" sobre el grado de endeudamiento de las empresas no financieras españolas, cuyo ratio de financiación a través de medios ajenos a la compañía sobre su valor añadido bruto alcanzó el 323% hasta septiembre de 2007, frente al 308% de todo 2006 y el 233% de 2005, según datos de la central de balances trimestral del Banco de España.
El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, aseguró hoy que el endeudamiento de las empresas "es un motivo de alerta", que "requiere vigilancia" por los gestores de las compañías, expertos e instituciones, ante el alza del coste de la financiación y las turbulencias financieras que todavía registran los mercados desde comienzos de verano. Además, destacó que este endeudamiento, que se ha notado principalmente en 2006, y de forma más moderada en lo que va de 2007, ha estado protagonizado por el sector de la construcción e inmobiliario, aunque precisó que "no hay elementos de preocupación, ni que señalicen un riesgo específico en ningún sector" productivo español. En cuanto a los resultados, las empresas no financieras aumentaron su beneficio neto un 3% hasta septiembre de 2007, frente al crecimiento del 11,5% registrado en el mismo periodo del año anterior, principalmente por el efecto de las menores plusvalías extraordinarias de este año y por la dificultad de crecer más, toda vez que las cifras absolutas son cada vez más elevadas.