El tren de muy alta velocidad Talgo Haramain para el proyecto La Meca-Medina ha superado la velocidad comercial máxima de 300 kilómetros por hora que alcanzarán los trenes cuando entren en servicio

El tren de muy alta velocidad Talgo 350 Haramain, fabricado para el proyecto La Meca-Medina, ha alcanzado hoy los 310 kilómetros por hora, dentro de las pruebas dinámicas que se llevan a cabo entre las ciudades saudíes de KAEC y Medina.

La importancia de este hito reside, principalmente, en haber superado la velocidad máxima que alcanzará el tren en servicio comercial, los 300 kilómetros por hora. La compañía estima que los trenes circularán próximamente a una velocidad de 330 kilómetros por hora, el próximo y último hito de velocidad que debe superar el material rodante previo a su homologación.

Las pruebas dinámicas se están desarrollando de manera satisfactora, en condiciones ambientales extremas, con temperaturas muy elevadas próximas a los 50ºC, y con presencia de arena del desierto (en una zona próxima a la ciudad saudí de KAEC), comprobando la buena respuesta de los trenes antes tales exigencias.

Los trenes se han adaptado a la climatología y las particularidades geográficas, reforzando los sistemas con el llamado “pack del desierto”, que incorpora más de 30 tecnologías adicionales específicamente desarrolladas para este proyecto. Estas tecnologías tienen como finalidad la eficacia del tren ante cualquier condición ambiental y la mejora de la eficiencia del mantenimiento.

El alcance inicial del pedido para Talgo incluye la fabricación de 35 trenes Talgo 350 Haramain + 1 tren VIP, con capacidad superior a 400 pasajeros cada uno, que unirán las ciudades santas de La Meca y Medina, y su mantenimiento durante 12 años.