Esta mañana el Nikkei ha cerrado otra sesión en negativo, bajando ligeramente un - 0,15% hasta 9.435,01 ante el aumento de la radioactividad en las inmediacions de Fukushima.

No se encuentra solución a la crisis nuclear, la situación de la planta de Fukushima sigue siendo muy preocupante y la radioactividad ha alcanzado niveles 400 veces superiores a lo normal en 40 km alrededor de la central.

Por otro lado, el Hang Seng de Hong Kong subía un 0,39& hasta los 22915.28 puntos y en Sídney el S&P/ASX ganaba un 1,01% hasta los 4.699,60 puntos.

En el plano macroeconómico destacamos la Balanza Comercial japonesa.

En el plano empresarial, Tokyo Electric Power volvió a desplomarse un 14% tras anunciar la suspensión del pago de un segundo dividendo. El sector tecnológico se ha visto especialmente castigado y se registraron recortes también en le industria automovilística ante los temores de una falta de suministros: Hitachi se ha dejado más de un 4%, Nissan Motor Co. perdió un 4,6%, Toyota cedió un 2,7% y Honda Motor un 2,6%. Por otro lado, las empresas relacionadas al sector de construcciones subieron así como las productoras de bebidas y de equipos de tratamientos de agua, después de que el gobierno nipón ayer advirtiera del peligro de contaminación del agua.

En el mercado de divisas, el yen japonés cerró plano en los 80.88 Y/$. El won surcoreano se ha apreciado ligeramente un 0.29%, situándose en los 1121.15 W/$ y el ringgit malayo se ha mantenido plano frente al dólar en los 3.0288 R/$.