El 90% de las sociedades en concurso de acreedores acaban con el cierre de la empresa por presentar tarde el concurso y porque los bancos les restringen la financiación, según afirmó hoy el abogado Alejandro Alvargonzález. En este sentido, señaló que presentar el concurso de acreedores es, quizá, la decisión "más difícil" para un empresario, aunque el hecho de no presentar a tiempo el concurso de acreedores hace que sociedades con apariencia de solvencia continúen en el tráfico y generen obligaciones que después no pueden cumplir.  "Es un círculo vicioso porque cada sociedad que va cerrando o deja una cantidad importante de deudas sin pagar aboca, en una cadena terrible, al cierre de otras sociedades", recalcó. Asimismo, explicó que en situaciones de crisis como la actual el concurso parece ser la solución normal, aunque existe un diferencial "enorme" entre España y el resto de países europeos, ya que en lugares como Alemania, Francia o Inglaterra se presenta una media de 100.000 concursos anuales mientras que en España se han presentando en los que va de año unos 3.500 y las previsiones apuntan que se llegará a los 4.000.