El 65% de las pymes españolas se encuentran inmersas en una situación de riesgo importante para la supervivencia de su actividad por las pérdidas que se derivan de los impagos, según datos de Intrum Justitia. El principal problema al que las pymes españolas se enfrentan en este momento es la falta de liquidez debido, por un lado, a la ausencia de profesionalización de las áreas de riesgo y crédito y, por otro, a las restricciones crediticias actuales.