El director general de Eiffage, Benoit Heitz, propuso ayudar a su primer accionista, la española Sacyr, para salir del capital tras el revés dado a su oferta, pero a un precio de unos 80 euros por acción, notablemente inferior a la cotización actual. "Si Sacyr quiere irse, estamos dispuestos a ayudarle", según declaraciones de Heitz publicadas hoy por Le Monde, un día después de que la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) rechazara la oferta de la constructora española para hacerse con los dos tercios que no controla en Eiffage.
El responsable ejecutivo del "número tres" francés de la construcción y las concesiones aseguró que "muchos inversores están interesados por el crecimiento de Eiffage, pero no a precios de 100 ó 110 euros la acción, sino en torno a los 80 euros", que es el nivel "determinado habitualmente por los analistas y que permitirá de todas formas a Sacyr obtener una plusvalía". El dictamen de la AMF dio esencialmente la razón a la dirección de Eiffage, que había denunciado una acción de concierto de Sacyr con otros de sus accionistas españoles para hacerse con el control de la compañía francesa infringiendo la normativa bursátil. Sacyr ha decidido presentar un recurso ante los tribunales contra ese dictamen, que considera "injustificado", recurso que para Eiffage ilustra la voluntad del grupo de Luis de Rivero de apostar por la vía judicial. La constructora española reafirmó hoy su intención de seguir adelante con su proyecto de "asociación" con Eiffage pese al revés recibido de la AMF. En principio sólo estaba previsto que el consejo de administración de Eiffage se pronunciara una vez que la constructora española formalizara la nueva oferta a la que ha sido obligada por la AMF, que debería incluir cuando menos una opción en efectivo y no sólo por canje de acciones, como la operación inicial lanzada en abril. Por otro lado, Heitz se ha convertido en el nuevo presidente de la filial Autopistas París Rin Ródano (APRR), tras la dimisión de Jean-Francois Roverato, que es también presidente no ejecutivo de Eiffage. Precisamente, la decisión de la AMF establecía que, junto a la oferta sobre la parte del capital que no controla en Eiffage, Sacyr tendría que presentar otra distinta sobre el 18,5% del capital de APRR que cotiza en bolsa, al considerar que se trata de "un activo estratégicamente estructurador" de su casa matriz. El presidente de la AMF, Michel Prada, recordó que "sigue" la investigación por el contencioso de la opa sobre Eiffage después de quedar demostrado que al menos 6 de los 89 accionistas españoles de la primera actuaron en concierto con Sacyr. Esos seis accionistas representan alrededor del 5% del capital total de Eiffage, mientras que los 89 españoles privados de derechos de voto en abril por la mesa de la junta acusados de actuar de concierto con Sacyr pesan en total un 19,6%. Prada, que presentaba ante la prensa el balance anual de la institución que preside, explicó que en el caso de la oferta de la constructora española "teníamos que tomar una decisión difícil en un plazo relativamente corto y necesitábamos reunir elementos" que probaran el concierto.