Las ventas al por menor de la economía estadounidense subieron en febrero un 1,1%. Además, se han revisado al dos décimas al alza las cifras de enero, hasta un aumento del 0,6%.

El dato está en línea con las provisiones de los analistas consultados por Bloomberg.

Sin tener en cuenta las venas de automóviles, el comercio minorista experimentó un incremento del 0,9%, por encima del 0,7% esperado por el mercado. El dato de enero ha sido revisado tres décimas al alza, hasta una subida del 1,1%.