EEUU fue el primer destino de la inversión española directa en el exterior durante los nueve primeros meses de 2009 por los planes de recuperación de la nueva Administración Obama y por el apoyo institucional del Gobierno que recibieron las empresas españolas a través del Plan Made in/by Spain, según datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.  El informe explica que las empresas españolas destinaron 4.231,24 millones de euros entre enero y septiembre de 2009 al mercado estadounidense, lo que supone un 47,8% del total invertido fuera y casi diez puntos más que en el mismo periodo del año anterior