EDF ha registrado una caída en su beneficio neto del primer semestre del 15,2 por ciento hasta los 3.514 millones, frente a los 4.413 millones anteriores, debido a sustanciales ganancias extraordinarias registradas en el primer semestre de 2006. Las ganancias extraordinarias del primer semestre de 2006 ascendieron a 1.225 millones de euros, frente a los 331 millones registrados este año. Descontando extraordinarios, el grupo ha obtenido un beneficio operativo de 3.183 millones de euros, un 9,1 por ciento superior al del año anterior, y un 11,1 por ciento en términos comparables.