Ebro Puleva SA aumentó su beneficio neto del primer trimestre un 0,2%, hasta una cifra de 29,33 millones de euros, con un aumento del 10,4% en las ventas, hasta 717,3 millones de euros. El ebitda del grupo se redujo un 2,3% hasta 72,79 millones de euros, según el grupo debido a la difícil comparativa con el año pasado, por los resultados extraordinariamente altos de su filial New World Pasta (NWP) en el primer trimestre de 2007. En dicho periodo el grupo anticipó una subida de tarifas previendo la subida de la materia prima, lo que durante esos meses dio lugar a un margen muy elevado.
El grupo indica que su división azucarera, cuya venta o salida a bolsa está estudiando Ebro Puleva, vio reducido su ebitda del primer trimestre un 5,9% hasta 16,75 millones, mientras que las ventas cayeron un 0,2% hasta 156,61 millones.