Los títulos de Ebro Puleva volverán a cotizar en el mercado español a las 10:15 horas, después de que la CNMV haya decidido suspender su cotización compañía minutos después de la apertura del mercado español. La compañía ha comunicado al regulador que en su próxima junta de accionistas, "la compañía deberá decidir entre la posible venta, escisión y salida a Bolsa del negocio azucarero del Grupo Ebro Puleva así como de otros negocios agroindustriales relacionados con éste", y propone como acuerdo que se autorice al Consejo de Administración el inicio de los estudios y contactos pertinentes para explorar ambas posibilidades, delegando en éste la ejecución de la operación así como la posibilidad de desistir de la misma si las condiciones del mercado llegan a aconsejar que no se realice. Los títulos de la compañía permanecen suspendidos en los 13,90 euros.
Esta propuesta para estudiar una operación de tales características se considera conveniente en un momento en que se ha asegurado la viabilidad y estabilidad del negocio azucarero para los próximos años tras culminarse satisfactoriamente la reforma de la OCM del azúcar, asegura la compañía. Ebro Puleva estima que esta operación de venta o escisión, si finalmente llegara a ejecutarse en las condiciones oportunas, aportaría valor a los accionistas de Ebro Puleva al tiempo que permitiría tratar de modo individualizado el proyecto del negocio azucarero para su futuro a medio y largo plazo, sin verse limitado por la circunstancia de estar integrado en un conjunto de negocios fundamentalmente marquistas. Tal es así, que en su comunicado Ebro Puleva advierte de que la cifra de negocio en caso de materializarse la oferta sería de 2.031 millones de euros, frente a los 2.685 millones a cierre de 2007.