Ebro Puleva está estudiando la venta o escisión y posterior salida a Bolsa de su negocio azucarero, así como de otros negocios agroindustriales relacionados con éste. El consejo de administración del grupo presentará esta posible operación en su próxima junta general de accionistas del 9 de junio. El grupo alimentario considera que la operación aportaría valor a sus accionistas y permitiría tratar 'de modo individualizado el proyecto del negocio azucarero para su futuro a medio y largo plazo', sin verse limitado por estar integrado en un conjunto de negocios 'fundamentalmente marquistas'. La compañía ha anunciado además un beneficio de 29,33 millones de euros, que dejan prácticamente sin variación las cifras del primer trimestre de 2007, tras la adquisición de Exxentia por 34 millones de euros.
Ebro Puleva estima que de materializarse la operación la cifra de negocio del grupo pasaría de 2.685 a 2.031 millones, mientras que la deuda se reduciría 'en un importe muy significativo', aunque eso se determinará en función de las condiciones de ejecución del proyecto. Por su parte, el ebitda consolidado pasará de 306 a 226 millones de euros, pero el margen en UE y el resto del países pasaría del 25 y 26,4% al 33,8 y 35,8% respectivamente, aunque en España caería del 48,6% al 30,4%. El grupo añade, no obstante, que también podría 'desistir de la operación si las condiciones del mercado llegan a aconsejar que no se realice'. La cotización de las acciones del grupo alimentario, que se suspendió justo antes de conocerse esta información, se reanudó pasadas las 10:26 horas de la mañana con alzas del 2,187 por ciento hasta los 14,06 euros.