La ABE, con sede en Londres, expresó su satisfacción por el anuncio de la evaluación independiente sobre la banca española y recordó que el restablecimiento del sistema bancario "es crucial para una recuperación sostenida del crecimiento económico y el empleo".

 Según el informe de la consultora Oliver Wyman divulgado hoy, la banca española tiene un déficit de capital de 53.745 millones de euros, aunque la cifra se eleva a 59.300 millones si no se tienen en cuenta los procesos de fusión en marcha ni otros créditos fiscales.

Las entidades más necesitadas en el escenario más adverso -que implicaría una improbable caída del PIB del 6,5 % hasta el 2014- serían las nacionalizadas, con Bankia a la cabeza, que necesita 24.743 millones.