La banca española tiene necesidades de capital por 59.300 millones  de euros en un escenario adverso, según la evaluación realizada por  Oliver Wyman, pero la cantidad desciende a 53.745 si se tienen en  cuenta los procesos de fusión en marcha y los efectos fiscales, según  el Banco de España. Las mayores necesidades de financiación corresponden a Bankia con  un tota lde 24.743 millones, seguido de Catalunyabank, con 10.825  millones y NCG Banco con 7.176 millones de euros. Banco Santander , BBVA, Caixabank, Kutxbank, Sabadell, Bankinter y  Unicaja aprueban el examen.


 
Las otras cuatro entidades que necesitan capital son Banco de  Valencia (3.462 millones), Popular (3.223 millones), BMN (2.208  millones) e Ibercaja, Liberbank y Caja 3 (2.108 millones).

Banco Santander , BBVA, Caixabank, Kutxbank, Sabadell, Bankinter y  Unicaja cuentan con excedentes de capital para afrontar necesidades  futuras ante el deterioro de las perspectivas macroeconómicas, según  los test de estrés de la consultora Oliver Wyman.  

En concreto, Santander aprueba las pruebas de resistencia con un  sobrante de capital de 25.297 millones en un escenario adverso, BBVA,  con 11.183 millones, y Caixabank, con 5.720 millones. Les siguen  Kutxabank (con un excedente de 2.188 millones), Sabadell (915  millones), Bankinter (399 millones) y Unicaja (128 millones). 


BANKIA, LA PEOR PARADA
Bankia-BFA, que es el grupo con mayores necesidades de capital de toda la banca española, había pedido en mayo 19.000 millones de euros de ayuda para solventar sus necesidades de capital, que están en "el punto intermedio" del rango fijado por Oliver Wyman (13.230 millones en el escenario base y 24.743 millones en el adverso).

Eso se debe a que el peor momento de la economía le acarrearía unas pérdidas de 42.756 millones de euros en la cartera de créditos y de activos adjudicados, que se reducirían a 29.593 millones en el escenario base.

El pasado mayo, la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri anunció que, según sus estimaciones, las pérdidas en la cartera de créditos y adjudicados ascendían a 34.618 millones de euros, lo que le obligaba a pedir la ayuda de 19.000 millones de euros.

El grupo BFA destaca que las diferencias entre sus cálculos y los de Oliver Wyman se deben a "diferencias metodológicas" y "muy especialmente al no reconocimiento de créditos fiscales por importe de 6.000 millones de euros".

 "El importe de esos créditos fiscales estaban fundamentados en la capacidad de generación de beneficios de Grupo BFA, de acuerdo a su plan de negocio, que permite su plena amortización en los plazos legalmente previstos así como con el cumplimiento de los requerimientos futuros" de solvencia, explica Bankia-BFA.


CATALUNYABANK
CatalunyaCaixa reiniciará su proceso de venta "en el menor plazo  posible" una vez sea recapitalizada con los fondos europeos, según ha  informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores  (CNMV) con motivo de la publicación de los resultados del test de  estrés elaborado por Oliver Wyman sobre la banca española. 

 Las necesidades de capital estimadas, que serán la base para  proceder a la recapitalización, son de 6.488 millones de euros en el  escenario base y de 10.825 millones de euros en el de máximo estrés. 

 Fuentes de la entidad han explicado a Europa Press que la cifra de  recapitalización, tanto en el escenario base como en el de máximo  estrés, está "totalmente vinculada" a la elevada exposición  inmobiliaria de CatalunyaCaixa, generada en su totalidad con  anterioridad al 2008, y a la fuerte depreciación aplicada a los  activos inmobiliarios de acuerdo con los escenarios de estrés  planteados. 

 CatalunyaCaixa es una de las entidades con una mayor proporción de  activos inmobiliarios --crédito promotor y activos adjudicados-- en  su balance, con el 24,1% de los activos, frente al 8,8% de media de  las principales entidades. 


POPULAR, EL MÁS ESPERADO
El informe de Oliver Wyman ha revelado que el Banco Popular, una de las grandes entidades españolas, necesita 3.223 millones de euros para hacer frente al peor de los escenarios posibles, una cifra que supera las previsiones de los analistas pero que la entidad se ha comprometido hoy a lograr sin ayudas públicas.

El banco que preside Ángel Ron ha insistido en que será capaz de evitar recibir ayudas públicas, y anuncia que en breve dará a conocer un plan de negocio para captar los recursos que necesita.

En un comunicado, el Banco Popular reitera que tiene "capacidad suficiente" para cubrir sus necesidades con sus propios recursos, al tiempo que recuerda que su política ha sido "siempre la de no solicitar ayudas públicas y sí generar los recursos necesarios a través de la retención de beneficios y la aportación de capital de sus accionistas".

Esta política, prosigue el banco, se mantiene sin cambios y se "descarta" recurrir a inyecciones de capital público "en ningún caso", dada su capacidad de generación de ingresos y su elevado ratio de eficiencia, del 38 %.

Siendo como es una de las cinco entidades financieras españolas consideradas "sistémicas", logró superar el objetivo impuesto por Bruselas de capital principal del 9 % -alcanzó el 10,3 %- sin ayudas públicas gracias a que consiguió reforzarlo en 2.500 millones de euros.

Esto se logró, explica el banco, mediante distintas operaciones, entre ellas el canje de participaciones preferentes de inversores minoristas por bonos convertibles por un importe de 1.109 millones de euros.

Asimismo, el Popular señala que en los seis primeros meses de este año ha obtenido 1.178 millones de euros de margen de explotación antes de provisiones.  Si se extrapolan estos resultados al período 2012-2014, el banco puede lograr 7.068 millones de euros para disponer de ellos en cualquier escenario, por adverso que este fuera. 


BMN O LA QUE BAILA SOLA
BMN -grupo resultado de la fusión de las cajas Caja Murcia, Caja Granada, Caixa Penedés y Sa Nostra- necesitará reforzar su capital con 2.208 millones de euros para cubrir las posibles pérdidas derivadas de sus créditos dudosos en el escenario más adverso.

 Estas necesidades han sido cuantificadas durante las pruebas de solvencia realizadas por la consultora independiente Oliver Wyman y dadas a conocer hoy por el Ministerio de Economía y Competitividad.

 En el escenario base, es decir, sin dificultades macroeconómicas adicionales, las necesidades de capital del grupo BMN ascenderían a 368 millones de euros. 
  

IBERCAJA, LIBERBANK Y CAJA3
Ibercaja necesitará reforzar su capital con 2.108 millones de euros si se fusiona con Liberbank y Caja 3 para afrontar las posibles pérdidas derivadas de créditos dudosos en el escenario más adverso.
   
En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Ibercaja ha apuntado que sus necesidades de capital en el escenario más adverso en solitario son de 226 millones de euros, según el resultado de las pruebas de solvencia realizadas por la consultora independiente Oliver Wyman.
   
Según la entidad, estas necesidades de capital "podrán ser cubiertas en su totalidad con anterioridad al 30 de junio de 2013 sin necesidad de ningún tipo de ayuda pública".
   
En el escenario base, es decir, sin dificultades macroeconómicas adicionales, Ibercaja contaría con un superávit de capital de 389 millones de euros, lo que, en su opinión, "pone de manifiesto la fortaleza de la posición de capital, la calidad de la cartera crediticia y la capacidad de generación de beneficios" de la entidad.
   
Ibercaja dio a conocer en mayo su intención de fusionarse con Caja 3 -Caja Círculo de Burgos, Caja Badajoz y CAI- y Liberbank -Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria-, una operación que se retrasó hasta conocer los resultados de los exámenes de solvencia.
   
La fusión de los tres grupos tendría unas necesidades de capital de 2.108 millones de euros en el escenario más adverso y un superávit de 492 millones en el escenario base.