European Aeronautic Defence & Space  está estudiando la posibilidad de cancelar la mayoría de los contratos de compartición de trabajo con Sudáfrica para la fabricación del avión militar A400M, que ascienden a 400 millones de euros, después de que el país cancelara sus pedidos de ocho aparatos este mes, informó La Tribune.  EADS también ha pedido al fabricante de misiles MBDA, filial al 37,5% de EADS, que congele sus negociaciones para hacerse con el control del fabricante sudafricano de equipos de defensa Denel (Pty) Ltd, según el diario.