Una gran cantidad de bancos europeos podría potencialmente perder dinero con Dubai World, después de que la entidad controlada por el Estado pidiera a los acreedores paralizar los pagos de deuda durante seis meses. La mayoría de los bancos dijeron el jueves que su exposición a Dubai y a Dubai World es pequeña o no hicieron comentarios, pero los analistas de Credit Suisse calcularon que los bancos europeos tienen una exposición de alrededor de 40.000 millones de dólares a la deuda de varias entidades de Dubai, incluida Dubai World.
Dubai sorprendió este jueves a los inversores solicitando un aplazamiento de seis meses para Dubai World, el 'holding' estatal que ha desarrollado algunos de los proyectos inmobiliarios más extravagantes del mundo.

Según explica el diario 'Financial Times', planea el fantasma de un fallo en el 'hub' comercial de Oriente Próximo justo cuando se han producido los primeros síntomas de recuperación económica. Dubai aprovechó la época anterior a la crisis para generar un crecimiento espectacular gracias a la facilidad del crédito, por lo que se vio severamente afectada por la crisis financiera.

El movimiento de Dubai ha indignado a numerosos inversores que durante meses habían sido informados por el Gobierno de que la ciudad podría cumplir todos sus requerimientos de deuda bruta, que asciende a 80.000 millones de dólares, a pesar de la recesión y de la crisis inmobiliaria.

Dos horas después de anunciar que había obtenido 5.000 millones de dólares de dos bancos de Abu Dhabi, el departamento de Finanzas del país solicitó una moratoria hasta el próximo 30 de mayo para la financiación de la muy endeudada Dubai World y su problemática unidad de propiedades, Nakheel, que debe devolver 4.000 millones de dólares en bonos islámicos el próximo 14 de diciembre.

Dubai también lanzó una reestructuración del 'holding' estatal que supervisa el operador portuario DP Woeld, la compañía con sede en Reino Unido P&O Ferries y la firma de inversión Istithmar. Nakheel, sociedad que está detrás del proyecto de las islas artificiales, con propietarios tan célebres como David Beckham, ha tenido que despedir a cientos de trabajadores y a cesar su actividad con constructores debido a que los precios locales de las propiedades se han reducido a la mitad y a la sequía crediticia.

Símbolo de los excesos del país durante el periodo, la compañía estatal tuvo que cancelar el proyecto para la construcción de la torre más alta del mundo y de las islas artificiales de lujo debido al colapso del flujo de caja para su desarrollo.

"Esto destrozará la confianza de los inversores en Dubai; el proceso ha sido muy opaco e injusto para los inversores", destacó el economista de Dubai's Gulf Research Centre, Eckart Woertz.


Los bancos que actuaron como gestores y colocadores en el último préstamo concedido en junio de 2008 a Dubai World por 5.500 millones de dólares son HSBC Holdings, Royal Bank of Scotland Group,  Lloyds Banking Group, ING y Calyon, de Credit Agricole, así como Bank of Tokyo-Mitsubishi UFJ, Sumitomo Mitsui Banking Corporation, Emirates Bank y Mashreq Bank.