El mandatario del BCE, Mario Draghi, ha señalado que se están dando los pasos adecuados para impedir una contracción mayor del crédito. Aunque ha manifestado que la inflación se mantendrá por encima del 2%, aseguró que es primordial preservar la estabilidad de los precios. Lo hizo después de mantener el precio del dinero en el 1%, sin cambios.
El presidente del BCE, Mario Draghi, ha afirmado que la inflación en la zona euro se mantendrá por encima del 2% en los próximos meses y ha reiterado que es primordial preservar la estabilidad de precios. Asimismo, ha comentado que las perspectivas económicas se caracterizan por la elevada incertidumbre y que los riesgos bajistas son sustanciales. Respecto a las medidas no convencionales señala que apoyan la confianza.

Además ha confirmado que el pacto fiscal entre los países de la Eurozona supone una contribución importante de cara a asegurar su estabilidad a largo plazo. Asimismo, ha comentado que los desvíos existentes en la implementación de planes fiscales deben corregirse rápidamente y que sería bueno que el pacto fiscal se firmara antes de que finalice este mes.

En cuanto a los préstamos a 3 años que la entidad otorgó a los bancos tiempo a manejar su liquidez a largo plazo han impedido una contracción mayor del crédito. No obstante, señala que en algunas partes del la Eurozona la contracción aún es notable. Por otro lado, comenta que los datos de préstamos no sugieren tensiones significativas en los mercados financieros y que el ritmo de la expansión monetaria todavía es moderado.