El dólar ha mostrado bastante capacidad de recuperación en las negociaciones de Nueva York, al borrar una importante parte de sus pérdidas de la sesión después que un sólido informe sobre los inventarios mayoristas en EE.UU. contrarrestara en parte las decepcionantes cifras mensuales sobre el empleo. Incluso con el revés en el frente laboral, la economía estadounidense no se ve tan mal si se la compara con las de Japón, el Reino Unido y la eurozona.