El Ibex se da la vuelta en menos de una hora de cotización y remonta un 0.84% hasta los 14.096 puntos. Después una apertura repleta de volatilidad y tras haber alcanzado mínimos en el desplome de ayer, el selectivo de la bolsa española devuelve a las compañías a los números verdes. El último tirón que vivieron los mercados americanos ayuda a las plazas europeas, a pesar del cierre del Nikkei.
El selectivo de la bolsa española ha comenzado la remontada. A pesar de la volatilidad que se ha visto en la apertura, el mercado español ha vuelto a los 14.000 puntos 50 minutos después de dar el campanazo de salida. Primeros minutos de negociación Parece que los inversores querían dejar dejar limpias sus carteras de cara al fin de semana y han preferido las ventas en el inicio de una jornada en que el Ibex perdía el 0.18% hasta los 13.954 puntos. El selectivo de la bolsa española, que registró al cierre el mayor retroceso desde 2004, ha perdido todo lo ganado durante el año y dice adiós a los 14.000 puntos. Sin embargo, los expertos consideran que esto debe rebotar y la tranquilidad volverá a los mercados.Las continuas inyecciones de dinero por parte de los bancos centrales no tranquilizan a los mercados, y mucho menos a los inversores. Después de que la Reserva Federal inyectara ayer 12.700 millones de euros para aliviar los problemas de liquidez, y que el Banco de Australia hiciera lo mismo, los indicadores europeos reaccionan a la baja. El Eurostoxx 50 se deja un 2.89% en la apertura mientras que DAX y CAC-40 se acercan al 0.40% de caída.