Dell ganó 290 millones de dólares en su primer trimestre fiscal(febrero-abril), lo que supone una caída del 63% respecto al mismo lapso de un año antes, debido especialmente al descenso en la venta de ordenadores personales (PCs) y a gatos de reestructuración. El segundo fabricante mundial de PCs, con sede en Round Rock (Texas), informó hoy después del cierre de la Bolsa de Nueva York de que su facturación entre los dos periodos comparados descendió un 23%, hasta los 12.342 millones de dólares, mientras que su resultado operativo se redujo un 54% y quedó en 414 millones.