El grupo alemán Daimler cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 612 millones de euros, en contraste con las pérdidas de 1.286 millones de euros registradas en el mismo período de 2009, gracias principalmente a la positiva evolución de Mercedes-Benz Cars, anunció hoy la compañía. El presidente de la corporación, Dieter Zetsche, destacó que los "muy buenos" resultados del primer trimestre demuestran que la empresa "ha hecho sus deberes" durante la crisis, y ahora camina de nuevo "con firmeza" hacia el éxito.