La operadora de telecomunicaciones cerró el primer semestre del ejercicio con un beneficio de 1.787 millones de euros, lo que supone una mejora del 2,8% respecto al mismo período del año pasado. En el período, Telefónica anunció la venta de nueve centros de datos en España y Latinoamérica por 472 millones.

En el primer cuarto del ejercicio sus beneficios se incrementaron un 10,6%, hasta los 926 millones de euros, pero sus ingresos se contrajeron un 1,7%, hasta los 11.979 millones de euros. En el segundo trimestre, su facturación prácticamente se estancó en los 12.142 millones de euros; mientras que sus ganancias se contrajeron un 4,5% respecto al mismo período de 2018, hasta los 826 millones de euros (0,16 euros por acción). 

Cuatro claves para entender los resultados de Telefónica del tercer trimestre

El freno de sus ingresos en el segundo trimestre le sentó mal en su cotización, ya que defraudó a los inversores quedando por debajo de las estimaciones de los analistas. “Para este trimestre, el mercado es mucho más pesimista y los peores pronósticos hablan incluso de que el resultado neto de la compañía podría caer hasta los 0,8 euros por acción, con una cifra de negocio en línea o por debajo de la obtenida entre enero y marzo”, apunta el analista de IG, Aitor Méndez.

Telefonica acumula ocho trimestre consecutivos de caídas en sus ventas y este tercer trimestre puede que siga la tónica por la debilidad en sus negocios de Latinoamérica, los cambios en el perímetro tras sus ventas de Guatemala, Nicaragua y Panamá, la aseguradora sanitaria Antares y nueve centros de datos y un bajo nivel de crecimiento en mercados como España. En el caso de España, su plan de bajas incentivadas podría conllevar provisiones de hasta 1.600 millones de euros.

“En términos de ebitda, hemos incluido una provisión de 1.600 millones de euros en España por el plan de bajas incentivadas y un impacto de 367 millones por la nueva normativa contable IFRS 16, que comenzó a aplicarse a partir de enero. Esperamos ingresos (+0,5%) y EBITDA -29% y +1,2% (excluyendo reestructuración España e IFRS 16)”, explican desde el banco de inversión español Renta 4.

Una de las claves, por tanto, será la visibilidad en ingresos, una de las principales críticas que ha recibido el sector de las telecomunicaciones en los últimos tiempos. De hecho, la semana pasada la agencia de rating estadounidense Moody's advirtió de que las ‘telecos’ cuentan con una escasa visibilidad de crecimiento, por lo que mantuvo su perspectiva 'negativa' sobre el sector.

Los expertos de Moody's apuntaron que la regulación y la alta competencia en el sector desincentivan las fusiones entre las compañías del sector, al mismo tiempo que el impacto del 5G "parece improbable que permita impulsar el crecimiento de los ingresos en los próximos 12-18 meses".

De hecho, los ingresos de Orange disminuyeron un 0,7% en Francia entre enero y septiembre, mientras que en España bajaron un 1% y en el resto de Europa crecieron un 1,2%. Su competidora francesa alertó del incremento de las presiones competitivas en el mercado español.

Más deuda que valor en bolsa

Otra de las claves será la evolución de su deuda. La compañía que dirige José María Álvarez-Pallete arrastra 43.918 millones de euros en deuda neta financiera, que supone un nivel de apalancamiento de 2,6 veces respecto a su resultado operativo antes de amortizaciones (oibda). Telefónica, sin embargo, capitaliza en el Ibex 35 35.900 millones de euros.

¿Cómo descubrir el próximo "Mirlo Blanco" en bolsa?
Se trata de buscar un mix de estrategia y táctica para invertir en bolsa. Da igual que haya sectores hundidos por la economía, siempre hay otros que se van a beneficiar de los mismos. ¿Cómo descubrimos el próximo "Mirlo" en bolsa?

“Esperamos una buena evolución de la generación de caja que permita a Telefónica reducir la deuda en torno a 500 millones. La deuda neta teniendo en cuenta la venta del negocio de Panamá y de  nueve centros de datos, capex -3.073 millones (incluyendo -1.400 millones de la subasta de espectro en Alemania), recuperación de circulante +200 mln e impuestos -100 millones”, indica el analista de Renta 4, Iván San Félix.

Desde el banco apuntan que Telefónica está dando prioridad a las operaciones de ventas de activos, al tiempo que está apostando por contenidos, y es posible que dé a conocer novedades sobre la monetización de sus torres de telecomunicaciones. 

Telefónica Brasil reduce su beneficio un 50%

Telefónica Brasil, la segunda filial más importante del grupo, informó este lunes de que en los nueve primeros meses del año obtuvo un beneficio neto de 3.727 millones de reales (unos 935 millones de dólares), un 49,9% menos que en el mismo período del año pasado. Las ganancias en el tercer trimestre fueron de 965 millones de reales (242 millones de dólares), un 69,6 % menos que el periodo julio-septiembre de 2018, según el balance de resultados divulgado por la compañía.

El resultado financiero de Telefónica Brasil en el tercer trimestre se vio impactado negativamente por el "mayor pago de impuestos" en el período. El ebitda recurrente, que excluye los gastos e ingresos extraordinarios, subió un 14,6 % entre enero y septiembre hasta los 13.102 millones de reales (3.300 millones de dólares), en la comparación interanual.

Telefónica ha realizado una importante desinversión en América Latina desde el comienzo del año, con ventas por valor de más de 2.000 millones en países como Costa Rica, Panamá, Nicaragua, Guatemala o El Salvador. Sin embargo, la operadora quiere mantener la apuesta por su negocio en Brasil, Vivo, y podría plantearse la compra del negocio de telefonía móvil de Oi junto a América Móvil y la italiana TIM.

 

“Según las últimas informaciones publicadas, si esta división fuera finalmente sacada a la venta, las compañías interesadas podrían tener que hacer un desembolso de entre 4.000 y 6.000 millones de euros para hacerse con ella”, comenta Méndez.

En la región, los analistas se fijarán sobre todo en la evolución de las divisas que podría ser positivo dado el fuerte impacto negativo en 2018.

En agosto tocó mínimos de 22 años

Telefónica presenta sus cuenta con muchas incógnitas encima de la mesa y por debajo del nivel psicológico en el Ibex 35 de los 7 euros, con minusvalías en el año del 2,9%. La operadora ha sacado la cabeza en el parqué después de tocar los mínimos de 22 años marcados el pasado 15 de agosto en los 5,861 euros por acción.

El consenso de los analistas confían en la recuperación de Telefónica en bolsa, al situar su precio objetivo medio a 12 meses en los 8,15 euros por acción, lo que le da un potencial del 17,5% desde sus precios actuales en bolsa. Trece firmas apuestan por comprar, 16 aconsejan mantener y sólo tres recomiendan vender las acciones de Telefónica.

A nivel técnico, el director de análisis de Estrategias de Inversión, Luis Franscio Ruiz, apunta que "Telefónica se frena en seco a la altura de la directriz bajista de largo plazo y activa señal de venta a corto plazo en MACD que se producen en zona de sobrecompra y en un contexto de volumen de contratación reducido. La tendencia bajista primaria se está imponiendo y la presión vendedora puede acentuarse si el precio desarma la estructura de rebote consolidando por debajo de la zona de soporte 6,684 / 6,628".

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información