Banco Santander presentó este miércoles su nuevo plan estratégico para los próximos cuatro años, en el que acelera su transformación digital para aumentar la rentabilidad. Prevé destinar más de 20.000 millones de euros a la digitalización. Reafirma sus objetivos de rentabilidad del patrimonio tangible RoTE ordinario (13-15%) y de ratio de capital CET1 fully loaded (11-12%). La entidad del Ibex 35 fija como objetivo mejorar su eficiencia hasta situarla en el 43-45% e incrementar el ‘payout’ del dividendo hasta el 40-50%.

Tras esta actualización de su hoja de ruta, los analistas de Credit Suisse también han modificado su valoración sobre las acciones de Banco Santander, al rebajar su precio objetivo desde los 5,2 euros a los 5 euros por acción, lo que supone un ajuste del 3,85%. Desde sus precios actuales en los 4,37 euros, los analistas de Credit Suisse le ven un potencial alcista del 14,4% hasta los 5 euros.

Credit Suisse ve “decepcionante” el plan estratégico del Santander y rebaja su precio objetivo

Los analistas de Credit Suisse apuntan en un informe que la reiteración de los objetivos a medio plazo es una “decepción para los inversores”. Los expertos de la entidad suiza apuntan que en este contexto recortan sus estimaciones de beneficios un 2%, que supone alrededor de 200 millones de euros, pero se mantiene un 5% del consenso de la empresa y se encuentra dentro del rango objetivo de la rentabilidad sobre su valor en libros para 2021.

El capital seguirá siendo un problema para Santander, según apuntan desde Credit Suisse ya que incorpora todos los vientos en contra del sector. El banco que lidera Ana Patricia Botín estima que sus niveles de capital de máxima calidad CET 1 llegarán al 11% al final del año y al 12% para 2021. Los niveles del 12% son "suficientes" según los directivos del Santander, aunque desde Credit Suisse creen que que el capital continuará siendo un problema para la acción hasta que se alcancen niveles más cómodos.

Entre los riesgos que tiene Santander por delante se encuentra la reducción de un 10% de sus beneficios en Reino Unido y ningún crecimiento en México este año en moneda local. Como factor positivo desde Credit Suisse apuntan que la valoración que presentan sus acciones es “atractiva” con un PER (ratio precio-beneficio) en las 8,2 veces y un precio por valor en libros en las 0,98 veces.

Los analistas del consenso de Reuters apuestan por comprar las acciones de Santander, y le ven un potencial del 16,2% hasta los 5,08 euros, en el que fijan su precio objetivo medio. Hasta 19 firma de análisis apuestan por comprar Banco Santander, cuatro por mantener y sólo cinco por vender.

Recupera su corrección de 2018

Santander acumula una caída en los últimos doce meses del 11,8%, mientras que si la referencia temporal es este 2019 se revaloriza un 11,7%. A nivel técnico, José Antonio González apunta que Santander vuelve a situarse bajo un amplio movimiento lateral con suelo en el mínimo de diciembre, en los 3,743 euros, y techo en 4,39 euros que es máximo de octubre de 2018.

“Un estancamiento que permite una aproximación de las medias móviles simples de medio y largo plazo junto con la formación de amplias divergencias alcistas en los osciladores de precios. Sin embargo, el volumen no termina por confirmar y para pensar en la construcción de un suelo deberíamos asistir a una consolidación por encima la parte alta del rango, 4,39 euros”, apunta.