La firma suiza ha declarado a través de la CNMV una participación del 3,449% de BBVA.