El banco francés Crédit Agricole SA anunció hoy un beneficio neto de 3.947 millones de euros en el primer semestre, un aumento del 48,7% sobre el mismo período de 2006. Si se excluyen los elementos excepcionales -la plusvalía por la participación en Intesa y las cargas relativas al plan de reestructuración de Le Crédit Lyonnais-, el beneficio neto del banco aumentó un 17,9%.