El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó hoy que se están percibiendo en la economía española "comportamientos que ya pueden calificarse de positivos", pero añadió que, pese a ello, "Europa debe estar unida ante la crisis" porque individualmente ningún país puede afrontar la actual coyuntura económica. Durante su visita oficial a Estocolmo, que concluye hoy, Corbacho se reunió con su colega sueco, Sven Otto Littorin, a quien agradeció su voluntad de situar la creación de empleo como uno de los principales objetivos de la próxima presidencia sueca de la UE. "Los gobiernos europeos hemos movilizado más recursos que en ningún otro momento de la historia con el objeto de sostener el sistema financiero, pero ahora la crisis afecta a la economía real y especialmente al empleo, por eso coincido con mi colega sueco cuando dice que la Europa social empieza por el empleo", resaltó el ministro.