El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó hoy que la desaceleración del sector de la construcción y de aquellos servicios ligados al mismo provocarán que se siga perdiendo empleo en los próximos meses. “Los datos a futuro no serán halagüeños”, pronosticó.
Corbacho, en declaraciones a Onda Cero, admitió que su llegada al Ministerio de Trabajo no ha coincidido con el mejor momento económico, pero subrayó que aunque se está generando paro en la construcción y en los servicios vinculados a este sector, las altas a la Seguridad Social siguen creciendo, aunque a un ritmo menor. En cualquier caso, explicó que si las turbulencias que viven los mercados internacionales empiezan a remitir, mejorará la situación de la economía española, algo que podría comenzar a suceder “a un año vista”. Ante la situación económica y del empleo, Corbacho señaló que las prioridades deben centrarse en cómo dar alternativas y recolocar al máximo número de personas que pierdan su empleo en la construcción y en las ramas afines a este sector.