La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha llevado a cabo una inspección en Atasa, la asociación de empresas de tasación inmobiliaria, por una posible fijación de precios o condiciones comerciales y de servicio o por una conducta que derivara en la restricción de la competencia en el mercado.

En un comunicado, la CNC inspeccionó los pasados 7 y 8 de noviembre la sede de Atasa, bajo la sospecha de posibles prácticas anticompetitivas por fijar precios y/o de otras condiciones comerciales o de servicio y por desarrollar conductas colusorias que contribuyan al cierre del mercado.

La citada inspección se produce en el marco de un expediente sancionador incoado contra Atasa por un posible acuerdo o recomendación colectiva contraria a la Ley de Defensa de la Competencia.

Tras esta inspección, que no prejuzga el resultado de la investigación ni la culpabilidad de la entidad inspeccionada, se mantiene vigente el plazo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por la CNC.