El Comité de Basilea instó hoy a los bancos a reforzar la supervisión y la gestión de riesgos para ayudar a tratar los asuntos que surgen de las recientes turbulencias de los mercados financieros. Tras una reunión en la sede central del Banco de Pagos Internacionales (BPI) en Basilea (Suiza), el órgano encargado de la supervisión bancaria de este Comité destacó la importancia de implementar el acuerdo conocido como Basilea II.
Este acuerdo define la cobertura que los bancos deberán dar a los riesgos de sus carteras de negociación. En este sentido, el presidente de la supervisión bancaria del Comité de Basilea, Nout Wellink, dijo en un comunicado que la implementación de Basilea II ayudará a hacer el capital social más relevante para el cambio de los perfiles de riesgo de los bancos. El acuerdo de Basilea II también "creará incentivos para medir y gestionar el riesgo mejor, lo que incluye las exposiciones de securitización y líneas de liquidez para programas de papel comercial (asset-backed commercial paper)", según Wellink. El Comité también ha trabajado en esta reunión, celebrada el 8 y el 9 de octubre, en introducir nuevos estándares para que los bancos aseguren capital en los libros frente a los riesgos de incumplimiento asociados con productos de crédito complejos y menos líquidos.