Colonial dijo el martes que la venta de su filial de centros comerciales Riofisa ya no es un objetivo prioritario para la compañía en las actuales condiciones de mercado. Además la compañía mantiene que ha alcanzado un acuerdo inicial con la mayor parte de sus acreedores para asegurar la viabilidad financiera de la compañía. En conferencia de prensa posterior a la junta general de accionistas, el consejero delegado de la compañía, Pere Viñolas, dijo que la inmobiliaria busca aumentar sus fondos propios en relación a su deuda, pero declinó especificar cómo se hará de forma concreta. Viñolas indicó que el acuerdo es con al menos un 80% de los acreedores y que espera firmar el acuerdo definitivo en los próximos días como tarde. Añadió que el acuerdo con las entidades financieras lleva aparejado un acuerdo sobre el modelo de negocio de la compañía.