El Consejo de Administración de Colonial ha aprobado una ampliación de capital por la que se otorgará a los accionistas una nuevo título por cada quince antiguos. La ampliación, que se ha aprobado por unanimidad del consejo, se realizará con cargo a reservas de libre disposición de Colonial, aunque por el momento no ha trascendido la cuantía de la operación, ni su plazo de asignación. El pasado 25 de abril se supo que el presidente de Colonial, Luis Portillo, dejará de ser el principal accionista de la inmobiliaria al ceder a sus acreedores -encabezados por el Banco Popular y La Caixa- el 24,58% del capital como pago por los créditos que mantenía con todos ellos.
Además de estas entradas en Colonial, Portillo ya cedió hace tres semanas un 3,05% al banco francés Natixis, que ya tiene el 5,49% de la compañía. De esta forma, la participación del ex presidente de la inmobiliaria descendió hasta el 5,28% y seis de las nueve entidades financieras socias de Colonial constituirán un núcleo accionarial estable, que representa el 20,50% del capital y que ejercerá de manera conjunta sus derechos de voto en la inmobiliaria. Las seis entidades que se han unido para tomar el control de la compañía son el Banco Popular (9,15%), La Caixa (5,42%), Bancaja (2,76%), Caixanova (1,81%), Banco Pastor (0,91%) y Caja Duero (0,45%).