La puesta en marcha de ayudas directas a la adquisición de automóviles a finales del pasado mes de mayo en el marco del Plan 2000E propiciarán una mejora de las matriculaciones de turismos y todoterrenos en los próximos meses, según un informe de Citi. El informe destaca que las ventas de automóviles bajaron un 38,7% en mayo, descenso inferior a la media del 43,7% registrada en los cuatro primeros meses del año, aunque los volúmenes siguen en niveles "muy bajos". No obstante, la entidad destaca que el dato de matriculaciones de coches correspondiente al pasado mes de mayo "confirma los signos de estabilización en los indicadores de consumo". En el mismo estudio, Citi apunta que en Italia, gracias también a las ayudas a la compra, las ventas de automóviles crecerán en torno al 15% en el segundo semestre de 2009, lo que constituye el primer dato positivo desde el último trimestre de 2007.