La firma financiera estadounidense CIT Group, especializada en préstamos a pequeñas y medianas empresas, alcanzó anoche de ayer un principio de acuerdo con sus principales acreedores para obtener un préstamo de emergencia de 3.000 millones de dólares (2.110 millones de euros) que permite a la entidad evitar declararse en suspensión de pagos.
Bajo los términos del acuerdo, CIT recibirá 3.000 millones de dólares de parte de algunos de sus principales bonistas a un interés inicial del 10,5%. De este modo, la entidad contará con tiempo extra para negociar con sus acreedores un acuerdo para el canje de deuda.

El acuerdo entre CIT y sus bonistas permite a la institución de crédito ganar tiempo a la hora de reestructurar su modelo de negocio y reducir su voluminosa cartera de deuda, después de que la semana pasada la entidad no logrará pactar un nuevo rescate por parte del Gobierno de EEUU, señala 'The New York Times'.

Fundada en San Luis en 1908, CIT Group contaba con una cartera de créditos superior a los 65.000 millones de dólares y opera en más de cincuenta países y está presente en una treintena de sectores.

En el caso de acogerse a la protección del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EEUU, CIT Group se convertiría en la mayor víctima del sector financiero desde el colapso de Lehman Brothers en septiembre de 2008.