La filial china del fabricante estadounidense Chrysler no cambiará por el momento sus planes para China, tras formalizar ayer su alianza con la italiana Fiat, asegura hoy el diario oficial Shanghai Daily. Chrysler aseguró que por ahora no prevé ningún cambio en sus planes de desarrollo para el país asiático, mercado en el que vende turismos, todoterrenos y mono-volúmenes bajo las marcas de Jeep, Dodge y la propia Chrysler. Los planes de la firma para China, a corto plazo, se concentran en las importaciones de vehículos fabricados en Estados Unidos, sobre todo de la marca Jeep.