La firma china Lenovo, cuarta mayor fabricante mundial de ordenadores, perdió 264 millones de dólares (189 millones de euros) en el primer trimestre del 2009, debido a la caída de la demanda internacional de computadoras por la crisis económica, informó hoy la agencia oficial Xinhua. Las ventas de Lenovo fuera de China internacionales de ordenadores personales descendieron el 8,2 por ciento entre enero y marzo, su segundo trimestre consecutivo en rojo. En todo el año 2008, las pérdidas de la empresa fueron menores a las del primer trimestre de este año, ya que ascendieron a 226 millones de dólares (162 millones de euros). "Los últimos cuartos (el periodo entre octubre y marzo) han sido un tiempo especialmente difícil para nuestra industria a nivel mundial, y estamos tomando pasos significativos para llevar nuestro negocio de vuelta al camino correcto", dijo el presidente de Lenovo, Liu Chuanzhi.