La economía china creció un 7,9% en el segundo trimestre del año, una subida de 1,8 puntos porcentuales respecto al anterior y que muestra signos de mejoría en la situación de la tercera economía del mundo. El valor acumulado del Producto Interior Bruto en la primera mitad del año alcanzó los 13,98 billones de yuanes -2.040 millones de dólares- lo que supone un aumento del 7,1% con respecto al mismo periodo de 2008.

El producto interior bruto (PIB) de China experimentó un crecimiento del 7,9% en el segundo trimestre, frente al crecimiento del 6,1%, el menor ritmo en una década, registrado en los tres primeros meses del año, según informó la oficina de estadística de China.

De este modo, el gigante asiático se confirma como la potencia económica con mejor comportamiento ante la crisis, especialmente después del paquete de estímulos de 4 billones de yuanes (415.000 millones de euros) puesto en marcha por el Gobierno chino, y se acerca al objetivo de crecimiento del 8% para 2009.

En el día de ayer, el Banco Popular de China informó de que las reservas en divisa extranjera de China, las mayores a nivel mundial, superaron en el segundo trimestre por primera vez en la historia los dos billones de dólares, prácticamente el doble de las reservas acumuladas por Japón.

En concreto, el instituto emisor chino indicó que las reservas de divisa extranjera aumentaron en el segundo trimestre en 177.900 millones de dólares (126.533 millones de euros), hasta los 2,13 billones de dólares (1,5 billones de euros), muy por encima del aumento de 7.700 millones de dólares (5.477 millones de euros) del primer trimestre de 2009.

Asimismo, el Banco Popular de China informó de que el crecimiento de los préstamos se aceleró un 34,4% en junio frente al 30,6% de mayo.