El gigante asiático ampliará el volumen de sus importaciones con el objetivo de equilibrar su excedente comercial.
 
Son medidas aprobadas de cara a 2010 para mantener el ratio de diferencia entre el superávit y el déficit en la balanza por cuenta corriente por debajo del 3%, frente al 3,2% del año pasado. El Ministerio de Comercio chino anunció su compromiso durante la reunión del G20