El Gobierno irlandés podrá ofrecer ayudas directas de hasta 500.000 euros a las empresas que tengan problemas de financiación debido a la sequía de crédito, tras recibir hoy el visto bueno de la Comisión Europea (CE). Según el mecanismo propuesto por Dublín y aceptado por Bruselas, en 2009 y 2010 las empresas podrán recibir hasta 500.000 euros en subvenciones directas, ayudas reembolsables y créditos a bajo interés. El ejecutivo de la UE explicó en un comunicado que la medida cumple los criterios sobre ayudas de Estado en el actual contexto de crisis económica y financiera, ya que está limitada tanto en el tiempo como en su alcance.